5 diferencias esenciales entre alemanes y mexicanos en la vida laboral

  1. La puntualidad

    En México existe una diferencia entre la puntualidad en la vida privada (en donde prácticamente no existe) y la puntualidad en el mundo laboral al contrario a Alemania: aquí la puntualidad es de suma importancia en ambos ámbitos.

    Descartando un prejuicio desde el principio : Los mexicanos no suelen ser impuntuales en general en el mundo laboral, sin embargo tampoco se molestan u ofenden si llegas tarde o que empieces una reunión más tarde. Los plazos también son bastante flexibles. Como jefe, es importante preguntar contínuamente por el trabajo si se desea recibirlo ese mismo día que se fijó. La razón de la impuntualidad es que los mexicanos (y muchas otras culturas también, por cierto) le dan más importancia al ser humano que al trabajo. Por lo tanto, una conversación importante con un familiar puede ser una razón muy plausible para un retraso en el plazo y no se considera grosero.

  2. El contacto físico

    Los mexicanos tienen más contacto físico en su vida profesional que los alemanes. En general, los mexicanos se comunican mucho más a través del lenguaje corporal y hay poca inhibición para que los socios comerciales den abrazos cortos o palmadas amigables en la espalda. Los mexicanos suelen saludarse con un beso mejilla con mejilla. Sin embargo, cuando se conocen por primera vez, se dan la mano. Después de una conversación cálida y cortés en el siguiente encuentro uno pasa al saludo de beso y uno comienza a hablarse de tú.

  3. La cortesía

    Los mexicanos son un pueblo extremadamente cortéz. Esto no significa que los alemanes sean generalmente groseros. Pero siempre son muy directos en su comportamiento. Un mexicano puede encontrar esto bastante ofensivo. Las críticas en frente de otros en una reunión deben evitarse en cualquier caso y tampoco deben comunicarse directamente en una conversación a solas, sino de forma indirecta. No se preocupe: el mexicano entenderá exactamente lo que quiere decirle. Este tipo de comunicación a veces resulta difícil de entender para los alemanes. Por lo tanto, cuando se trata de asuntos delicados, podría ser una gran ventaja hablar con un experto en el campo del asesoramiento intercultural para que se desarrolle el enfoque adecuado sin que el socio comercial mexicano se sienta ofendido y posiblemente termine la relación de negocios. Esta forma indirecta de comunicación es un arte en sí para personas que no pertenecen al círculo cultural mexicano.

  4. La jerarquía

    Las jerarquías en Alemania son mucho más planas que en México. Así que si usted es el jefe de un equipo de mexicanos, se espera que usted tome las decisiones y las exprese. Al equipo mexicano le gusta orientarse por estas decisiones y normalmente no las contradice. Un aspecto importante que se tiene que entender es que el empleado no se siente tratado con desprecio o inhabilitad si el gerente asigna las tareas a los empleados sin preguntar.

  5. La importancia de la vida privada en los negocios

    En la fase inicial de las relaciones de negocios en Alemania realmente es común y profesional mantener una cierta distancia y no desviarse demasiado en los asuntos privados, ya que esto podría interpretarse como una descortesía. El alemán rápido tiene la sensación de que se viola su privacidad. En México sucede exactamente lo contrario. Incluso si la relación de negocios es todavía muy reciente, se da gran valor al smalltalk antes de la conversación real y el mexicano siente que es muy grosero si no se hacen preguntas sobre su vida privada antes de que se empiece a hablar del asunto actual. Por cierto, es sumamente importante volver a estas conversaciones una y otra vez e informarse sobre las personas de las que se habló en el último encuentro.

Sie finden mich auf
ProEspanol © 2020. All rights reserved.